Crítica literaria | Leonardo e os fontaneiros

Te voy a hablar de uno de los libros más divertidos de María Victoria Moreno, la protagonista de las Letras Galegas de este 2018: Leonardo e os fontaneiros.

 

Leonardo e os fontaneiros

 

Sinopsis

Cuenta las historias que le suceden a Antón y Leonardo. El primero es un niño que se llama Antón Andrade Asorei y que cursa Octavo. El segundo, a pesar de su nombre, no es un chico, sino un perro; por tanto, carece de apellidos. A lo largo del libro suceden muchas cosas, tanto a Antón como a Leonardo. Quien las cuenta es Antón. Y sabe contarlas muy bien.

 

Ficha técnica

  • Título original: Leonardo e os fontaneiros
  • Fecha de publicación: 1986
  • Autora: María Victoria Moreno
  • Editorial: Galaxia (gallego), SM (castellano)
  • Recomendación de edad: Mayores de 12

 

La historia

Leonardo e os fontaneiros comienza con una nota para el lector en la que se dan instrucciones sobre cómo leer el libro. Y es que, de forma similar a la Rayuela de Julio Cortázar, la narración está construida de forma que se puede leer de múltiples maneras: de la forma habitual, según el orden que se nos sugiere al final de cada capítulo, o como mejor le parezca a cada uno.

“Fai o que queiras, amigo, pero le o libro, que para iso o escribo. E que che preste.”

(“Haz lo que quieras, amigo, pero lee el libro, que para eso lo escribo. Y que lo disfrutes.”)

A lo largo de los capítulos conocemos a los personajes en diferentes situaciones que se presentan casi como anécdotas. Las cuenta Antón, el niño protagonista, quien nos habla de Leonardo, un perro callejero de muy buen carácter al que él considera suyo por la profunda amistad que los une; tanto es así que el animal siempre está presente, aunque no sea de forma física. Conocemos a la familia, los compañeros de clase y profesores y la vecina de la cual procede toda la historia de los fontaneros, a raíz de una broma que le gastan por sus constantes visitas al cuarto de baño.

 

Opinión personal

La propia autora consideraba Leonardo e os fontaneiros como su obra favorita, y no es para menos. Es tierna, divertida pero con su trasfondo para reflexionar, en especial sobre un tema tan complejo como es la muerte.

Es muy fácil sentirse identificado con las aventuras de los personajes. La preparación de la fiesta de fin de curso, la compañera chivata, las bromas y travesuras son fácilmente reconocibles para cualquiera. También la amistad entre Antón y Leonardo, y la preocupación del primero cuando el animal resulta malherido con tristes consecuencias.

 

Conclusión

Es un imprescindible, en especial, para aquellos que quieran acercarse a la obra de María Victoria Moreno. La narración en boca de Antón es cercana y fluida, y la historia provoca sonrisas y lágrimas a partes iguales.

 

enero 28, 2018

Etiquetas: , , ,